sábado, 6 de febrero de 2016

CANDIDATO SORPRESA




El candidato sorpresa repasó uno por uno los videos de la jornada y los recortes de prensa que su secretaria le había recopilado amorosamente. Se vio seductor, inspirado, rápido, contundente . Incluso atractivo. Al terminar el visionado y tras unos minutos ensimismado... el candidato sorpresa rompió a llorar desconsolado. 

viernes, 29 de enero de 2016

SONRISA



Le conmovió aquella frase de Shakespeare: Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.
Así que sonrió a sus amigos y a sus enemigos, a sus jefes y a sus acreedores, a su familia y a sus vecinos. Llegó un momento en que dormía sonriendo y se levantaba igual. 
Y así sigue, con la misma sonrisa estúpida, ciento veinte años después.


viernes, 22 de enero de 2016

REQUIEM

“Granuja”... “pollopera”... “cuchipanda”... “gachí”... “dabuten”... “voltio”... “boite”... “chipén”... “guay”... “menda”... “guateque”... “cantidubi”... “pureta”... “córcholis”... “chachi”... “orsai”...


El  cementerio de las palabras de moda,  espera paciente la próxima llegada de “mazo”...  

viernes, 15 de enero de 2016

DECLARACION




Lo sabes bien.
Te idolatro,
me pasaría la vida adorándote.
Me gusta como andas,
Como comes,
Como ríes.
Quiero respirar tu aire,
beber tu agua,
Contemplarte sin descanso
hasta el fin de mis días. 


Pero hasta que acabe el partido
No bajo la basura. 

lunes, 11 de enero de 2016

VÓMITO

Demasiados bolígrafos emborronando cuartillas, demasiados pinceles pintando
lienzos, demasiados teclados humeantes, demasiados fotógrafos, diseñadores, cineastas, poetas, músicos, actores, restauradores... Como las rock-stars de los setenta, la cultura se ahoga en su propio vómito.

domingo, 10 de enero de 2016

ESKORBUTO, KORTATU, LEÑO, LOS SUAVES...CORAL

Captado en las páginas de Soinu Krudelak, curiosas versiones corales de clásicos del rock cañero. Empiezan a cantar en el minuto 1'30"   


martes, 5 de enero de 2016

20 AÑOS SIN NATXO CICATRIZ

Al cumplirse los 20 años de la muerte de Natxo, aquí os traigo el prólogo que hice al libro sobre la andadura de la banda que anda preparando Juan Carlos Azkoitia. 

Los bolos explosivos eran algo habitual en aquellos años, pero los de Cicatriz eran punto y aparte. Entre los flashes de la memoria aparece un cartel compartido en Oyón  (Zarama, Itoiz, Cicatriz, fíjate). Natxo provocando a la audiencia con esa gracia espontánea y rompe-esquemas que tenía...”Me cago en todas las putas banderas, si, ikurriña incluida” (algunos pitos) ”vaya, ya están los vascos ofendidoooooos” (risas). 
Se me aparece también Barakaldo en fiestas, tras una melodramática mini-actuación de un extraño Eskorbuto-dúo . (Iosu lanzándose al público al grito de “¡Jualma se está murieeeeendo!”), una marea humana coreando lo que presentaban como novedad:  “Hoy en un hogar/  lloran sin cesar/ el cabeza de familia/ se ha vuelto a emborrachar”. Unos niños de raza gitana mirando con gesto fruncido, como si trataran de entender un problema de álgebra. Una algarabía de puños y botas en acrobática danza masiva... a nadie se le ocurría entonces dedicarse a hacer fotitos, los “smartphones” habrían volado por los aires. Para eso ya estaban los profesionales, Pablo Cabeza y compañía.
Los Zika nunca dejaban indiferente a nadie, sus discos no terminaron de plasmar con total fidelidad lo que eran aquellos directos caóticos, arrebatados, masivamente participativos, irrepetibles. Tenían la fuerza hipnótica de los Eskorbuto  y la fiesta  de Tijuana in Blue, el sentido del humor de La Polla y la contundencia de los RIP.                                                                                       Los Zika fueron siempre una banda austera, seria, hasta malencarada, con un front-man experto en la agitación de masas que nunca especulaba. Empezaban arriba y terminaban en catarsis, con Natxo marcando torso desnudo  y moviéndose como un endemoniado en primera línea. Zikatriz no ofrecía shows. Invitaba a fiestas comunitarias. Cualquier asistente podría terminar tan ronco y tan roto como el propio Natxo. Estos ojos que se han de comer los gusanos han visto muuuuchos conciertos. Todavía ninguno comparable, en participación colectiva, a los de Cicatriz. 
Natxo Etxebarrieta, sobrino del mítico primer muerto de ETA Txabi Etxebarrieta, disidente del ambiente político abertzale, abraza el rock & roll a principios de los ochenta. Este idilio no terminará hasta que entrados los noventa la heroína se lo llevara por delante, dejando atrás una trayectoria tan repleta de tribulaciones que podría eclipsar  al guión de “Breaking Bad”.                                                                                                                             ¿A qué guionista podría ocurrírsele semejante argumento sin que le tacharan de demente?
Un grupo formado en una terapia de desenganche, que se bautiza a sí mismo con el celebrado “Cicatriz en la Matriz” de los comienzos. Una primera banda mixta y bulliciosa a los que llegué a ver en Bilbao, el día anterior a las inundaciones del 83, en la mítica txozna de “Ipurbeltz”. Una trayectoria que incluye drogas de todo tipo, cárcel por posesión de Speed , aventuras londinenses y un terrible accidente de moto al que sobrevive de milagro y del que sale ya con una seria discapacidad.
Pero esto no le impide volver a subir al escenario y montar, muleta en mano, nuevas catarsis colectivas, nuevos cantos tribales de reafirmación y hasta un nuevo disco.  
De los ocho miembros que alguna vez pasaron por las diversas etapas de la banda cuatro están fallecidos. Esos cuatro que yo vi, en Oyón, en Bilbao y en tantos otros lugares y que son ya una foto vieja, sometida a la implacable marcha del imperturbable paso del tiempo. Me quedo con el desparpajo de Natxo levantando la muleta orgulloso y bramando una vez más: “Hay un grupo en la ciudad / que se llama Cicatriz /el más macarra el Pedro/ el mas marica el Pepín/ La gente que me ve dice que soy lo mejor/ los mas chulos de aquí, el mas cabrón/Ya hemos llegao /somos de aquí/ somos los Cicatriz!    


martes, 29 de diciembre de 2015

TRUMAN

Acaba de desaparecer de las pantallas la película que más me ha llenado de largo durante 2015: "Truman". "Sutil y conmovedora" me dijo un buen amigo tras verla. Yo no podría resumirlo mejor. Javier Cámara y Ricardo Darín en el papel de viejos amigos inseparables en situación límite. Conversaciones llenas de sentido, situaciones planteadas con inteligencia en las que todos podemos haber estado alguna vez. La amistad puesta a prueba a cada instante y dos actores que se te olvida que lo son.
Salí del cine con la extraña sensación -extraña porque ya me pasa poco- de que esa hora y media había aportado algo a mi vida. La película continua tras salir del cine.Te la llevas a la cama, coges el metro con ella, te viene a la mente constantemente, te dan ganas de agradecer uno por uno al director Cesc Gay, guionistas, actores y demás artistas un esfuerzo tan logrado. A Cámara nunca le había visto tan matizado, tan creíble y Darín... a ese tío hay que hacerle un monumento ya. Qué cabrón, como consigue que te metas en su personaje como si le conocieras de siempre. Hasta ahora no me ha decepcionado nunca y lleva una buena lista de películas en su haber . Me pongo a pensar en las que he visto (creo que casi todas las que se han estrenado por aquí) y no me atrevo a destacar ninguna. Bueno vale, quizás "Kamchatka" y "Relatos Salvajes" (otra pieza maestra por cierto). 
No acabo de comprender el protagonismo que se le da al perro. Antes de informarme un poco me llegaron los flahes del Zinemaldia y todo aquel rollo de si traían al perro verdadero o no y me dio la falsa impresión de que era el protagonista. No tengo nada contra los perros, pero en principio las aventuras o desventuras de una mascota no me llaman a correr hacia la taquilla. Lo cierto es que si el perro no existiera la película sería muy similar y en realidad, tampoco desarrollan mucho el personaje, que queda en segundo plano en todo momento.
Imagino que pronto la publicarán en DVD o en plataformas de pago. Si no la has visto y no te dan reparo los argumentos que te enfrentan con los aspectos crudos de la vida como la enfermedad y la muerte (en este caso con una dosis bien calibrada de humor a lo largo de todo el metraje) te la aconsejo sin dudar.  


    

sábado, 19 de diciembre de 2015

ESTRENO

De los creadores de "El Ratocito Pérez" y "Los Reyes Magos" llega ahora: 




"Las Elecciones del Cambio"

miércoles, 16 de diciembre de 2015

SOSTENIBLE

Como sostenible, visto sostenible, bebo sostenible, uso energía sostenible.




Y va y me suelta que esto es insostenible.

lunes, 14 de diciembre de 2015

REPE-ROCK 2015

Pues un orgullo enorme haber formado parte de este reportaje en torno al Repe Rock del pasado verano, con la vuelta de Pako Eskorbuto como cabeza de cartel. La verdad es que Javihero y El Marpe se lo han currado de cine, sin desmerecer a todos los que han colaborado desinteresadamente en el proyecto. Como veréis el dron utilizado da unos resultados espectaculares. Y eso que lo vimos morir tras estrellarse contra un poste. Gajes del oficio.  

martes, 1 de diciembre de 2015

SOSTIENE RICHARDS

Keith Richards & John Lee Hooker
Sostiene Richards que lo de sus cambios de sangre en Suiza es una leyenda urbana. Un día se le ocurrió gastar esa broma a unos periodistas y hasta hoy.
Sostiene Richards que no esnifó las cenizas de su padre. Las usó para nutrir un roble, aunque eso sí, en el proceso quedaron unos restos en su mano y -casi mecanicamente- las dirigió hacia un orificio nasal.
Sostiene Richards que  tampoco se cayó de ninguna palmera. Era un arbusto en el que se había acomodado cuando le llamaron para comer. Al bajarse se le resbalaron las manos en una rama y cayó dándose un fuerte golpe en la cabeza (que acabó llevándole al quirófano).
Sostiene Richards que el nombre Rolling Stones fue puesto al vuelo. El dueño de un club al que llamaron para tocar preguntó por el nombre del grupo y Brian Jones, agarrando el primer disco que tenía a mano enunció la primera canción que figuraba en el mismo...
Sostiene Richards que aquellos primeros Stones eran una especie de misioneros. Su meta era predicar el Rithm&Blues por Londres y su sueño grabar un disco. Para cuando quisieron darse cuenta un ejercito de chicas enloquecidas les estaban persiguiendo por las calles, llegando a hacerles temer por su integridad física.
Sostiene Richards que Brian Jones no digirió bien la fama. Se convirtió en un gilipollas insoportable y poco a poco el ácido y su falta de disciplina lo fueron alejando de la banda.
Sostiene Richards que la relación entre Brian Jones y Anita Pallemberg (a la que describe como la gran musa de aquellos años) era tormentosa y violenta. En un viaje de los tres a Marruecos Brian acabó en el hospital y el se lio con Anita; "era inevitable". Aunque no se muestra tan comprensivo cuando ella tuvo un lio con Mick Jagger durante el rodaje del filme "Performace".
Sostiene Richards que de pequeño era el "canijo" de la clase y como consecuencia, cada dos por tres le daban palizas. Tuvo que buscarse la vida para sobrevivir en un ambiente tan hostil y eso marcó su caracter.
Sostiene Richards que lleva treinta años sin chutarse y que la heroina es "la seductora más hija de puta" que existe.
Sostiene también que Mick Jagger ha cambiado mucho y que a menudo se comporta como una diva , se convierte en "Brenda". A Jagger y a Bill Wyman los describe como auténticos depredadores sexuales. Para sí mismo dibuja un perfil mucho más dulce en su trato con las mujeres, con las que nunca ha buscado batir records.
Estas y otras muchas cosas sostiene Keith Richards en su autobiografía. La historia de un chico que soñaba con tocar la música de negros americanos que escuchaba en la radio y para cuando quiso enterarse, estaba tocando con ellos.  La historia alucinante de un grupo que pasó de malvivir en clubs de mala muerte a llenar grandes recintos en el plazo de dos años y que han alargado su leyenda hasta el día de hoy, cuando ya rebasan los setenta.
El libro se llama "Vida", sin mas y es que relata una vida realmente intensa. La locura psicodelica de los sesenta. El sueño hippie convertido en pesadilla. Cómo sobrevivir airosos al punk y a la musica disco y todo ello con un hilo conductor fundamental: el amor a la música y en particular a la guitarra, algo que rara vez se plasma en los "biopics" (donde las canciones parece que se hacen solas) y que en cambio ocupa buena parte de las lineas más apasionadas del libro.
Keith acaba de publicar otro disco. Como él mismo dice, a los negros nadie les pide que se retiren del Blues así que...lo tomas o lo dejas baby.  Aunque desmienta una por una todas las fábulas que le acompañan, le encanta ese personaje que él ha diseñado para sí mismo. En el fondo le encanta su fama de canalla y que todos digamos al verlo "Menudo pedazo de cabrón el Keith"
     

viernes, 20 de noviembre de 2015

BESO



“Lo que la humanidad necesita es recobrar el valor de un beso”. 

(Judas
Iskariote)