viernes, 30 de diciembre de 2016

TARDE.



La verdad es que nunca me convencieron del todo. Les voté sin ganas desde el principio. A mi lo que me reventaba es el sistema, que no me ha dado nunca una maldita oportunidad. Así que mis amigos y yo es lo que decíamos, votamos a estos, que están locos, pero son nuestros locos, a ver si revienta esta mierda. Pero nunca me convencieron del todo. Luego ganaron y nos llevaron a todos al huerto...al principio era ilusionante, luego empezó a ser un engorro, la verdad. Yo le votaba si, pero ya digo, convencer no me convencían... cuando ya comprendí del todo mi  error fue cuando me ordenaron gasear a aquellos desgraciados... pero ya era un poco tarde.

domingo, 18 de diciembre de 2016

ARRIAGA NOVELADO



Juan Crisóstomo Arriaga
Enero de 1826. Juan Crisóstomo Arriaga está gravemente enfermo de tuberculosis. El nuevo año acaba de empezar y el joven músico comienza a sospechar que no llegará a su veinte cumpleaños. Una blanca capa cubre la ciudad de París en este crudo invierno y el frío no quiere salir del cuerpo del joven. En la soledad de su buhardilla, la fiebre le lleva al desvarío. Una tras otra, personas que han sido básicas en su vida se van acercando. Su padre, Juan Simón, siempre tan estricto; Ramón su querido hermano mayor ; Maria Rosa, su madre ya muerta; Pedro Albeniz su admirado amigo....
El último aliento que le queda lo utilizará para escribir en su diario: “Tengo la sensación de ser empujado por todos en aquel carruaje que me sacó de Bilbao, que me hacía abandonar a todos mis seres queridos; a los quince años salí para el exilio , hacia una batalla en la que, al parecer, se trataba de conseguir grandes éxitos y glorias, sin saber todavía qué eran los éxitos y para qué las glorias. He pasado estos cuatro fríos y largos años en París y ya la muerte se aproxima . ¡Qué sinsentido morirme ahora, en el comienzo de una juventud! Cuando mi cabeza y mi espíritu están desbordando ilusiones, proyectos, nuevas ideas ¿Por qué? ¿Acaso estoy haciendo algo malo para que Dios decida cortarme de repente la vida?
Quizás algún día un músico encuentre mis partituras y su instrumento permitirá que mis notas resurjan y sean oídas por otros, que puedan amarlas y transformarlas en sonidos nuevos, en esta cadena infinita en la que cada uno somos una minúscula partícula apenas visible.
Ramón acaba de empujar la puerta. Cubierto de nieve se tumba a mis pies. Ronronea. La paz invade todo mi ser”.
En “La cara el oculta de la el biografía”, el escritor Francisco Delgado Montero dibuja así los últimos momentos de Arriaga. Delgado es doctor en psicología por la universidad de Salamanca y tiene una docena de libros publicados acerca de músicos famosos. Normalmente se ha servido del ensayo aunque también -como en esta ocasión- ha recurrido a la novela histórica. En este libro se atreve a contar como novela las vivencias de tres grandes de la historia de la música: en el primer relato un supuesto biógrafo intenta investigar los secretos en la vida de Joseph Haydn.
En el segundo Ludwig van Beethoven es el protagonista. Se llama “de La Locura de Beethoven” y de eso precisamente trata el cuento. Los últimos años en la vida del genio estuvieron, según el autor, marcados por la locura. En el caso de Arriaga, se centra en sus años en París. Un adolescente en la -entonces- capital del mundo, tratando de cumplir los sueños del padre. Sus primeros logros llegarán a la par que su enfermedad, que finalmente le llevará a una muerte solitaria. En la ciudad del amor, Arriaga conocerá a los más famosos músicos de aquel tiempo, pero la chica de sus sueños no le hará caso. Su único consuelo lo tendrá en brazos de una prostituta que se apiada del muchacho. Esto último, por supuesto, llega de la mano de una licencia poética del autor. Como reconocía en una reciente entrevista para Radio Euskadi: “Sí, eso es algo que he inventado, pero tampoco sería tan extraño, teniendo en cuenta que las relaciones con prostitutas eran bastante habituales en París de aquel tiempo”.
En este año que termina se cumplía el ciento noventa aniversario del nacimiento de Juan Crisóstomo de Arriaga. Dejando a un lado la fidelidad que el relato pueda tener con la realidad, tras leer “El baúl de Arriaga. Diario de un músico en París” es difícil no enamorarse de este joven genio bilbaíno... Como se dicen en Italia: “si non e vero e ben trovato ” (No será verdad , pero está bien contado)

viernes, 16 de diciembre de 2016

PERFECTO



Algún día en algún lugar, ocurrió la siesta perfecta, el silbido perfecto.
El directo perfecto, la muerte perfecta, el poema perfecto, el sexo perfecto, la conferencia perfecta, el cuadro perfecto, la canción perfecta, el colocón perfecto.  La luna llena perfecta.  Y al final, todas esas perfecciones alcanzarán  el olvido perfecto.

lunes, 12 de diciembre de 2016

MÁS ALLÁ

(Artículo de Magali Moso Urkia) 


“Libertad, igualdad y fraternidad” ¡que bonito lema! La pena es que hoy en día esos valores se ven continuamente vulnerados.

La sentencia del TEDH número 43835/2011, presenta una cuestión que hoy en día se aborda en varios debates, y tertulias;  ¿ Debemos prohibir el velo integral?

Los recientes acontecimientos políticos, como la victoria de Donald Trump, y el imparable ascenso de la ultraderecha europea, dejan en evidencia lo exitoso que esta resultando el discurso anti-inmigración. Uno de los países que más de cerca esta viviendo este auge, es Francia, donde la ultraderecha dirigida por Marine Le Pen esta alcanzando unos porcentajes desconcertantes, imponiéndose en las urnas, con el 30% de los votos. Por supuesto, la islamofobia es un punto común en todos estos partidos ultraderechistas, y me atrevo a decir, que si les preguntáramos a sus dirigentes sobre la prohibición del velo integral, su respuesta sería afirmativa. Alegarían la amenaza que supone esta vestimenta para la seguridad del país, como ya de forma más adornada afirma el Estado francés en la sentencia, y mostrarían varios ejemplos o argumentos, que a mi humilde parecer, no merecen ser mencionados en el presente artículo.

Por otro lado, tenemos el argumento que yo llamare, “post-moderno”, donde la libertad, es el Derecho estrella, es el centro de todo.
 La libertad de expresión absoluta, la libertad de ejercer prostitución ( y por supuesto la compra del sexo) ,la libertad de vestir como quiera...Y si estamos bajo cero y me pongo una minifalda, ¿Porque no? Soy libre.
La libertad de comprar lo que quiera, y la libertad de vender lo que quiera y por supuesto, la libertad de taparme la cara si quiero. Libertad en todas sus formas y actividades, vaya.
Defendiendo la libertad ante todo, nos creemos tolerantes, nos creemos abiertos y utilizamos la libertad como un adorno para demostrar que somos muy progresistas. Lo vemos como algo moderno.
No quiero negar la importancia de la libertad, ni mucho menos. Por supuesto que creo que el derecho a la libertad es uno de los mayores logros del ser humano, pero opino, que mucha gente, sólo se centra en la libertad al argumentar cualquier hecho, y me gustaría sacar otros Derechos que considero igual de importantes al debate.

Aquel querido tricolor que manifestaban los constituyentes franceses, “Libertad, igualdad y fraternidad”, llevaba otro elemento esencial, que muchas veces, no por casualidad, olvidamos completamente: La igualdad.

Me gustaría analizar esta Sentencia, y el fenómeno del velo integral desde un punto de vista feminista. No tanto analizando la capacidad del Estado, para tomar estas medidas, sino la capacidad del ser humano, de ver más allá de la libertad religiosa.

Sinceramente, considero que la problemática que deriva de la prohibición o no del velo integral, sirve para ocultar la auténtica catástrofe que se desarrolla ante nuestros ojos y que una y otra vez se evita encarar: el sometimiento de cientos de millones de seres humanos, mujeres, a las que determinados regímenes políticos no reconocen sus derechos humanos, civiles y políticos, sin que el resto de la comunidad internacional alce su voz.
¿Es inocente el empeño en que las mujeres tapen su cuerpo y su cabello? En absoluto. Responde a una clara voluntad de sometimiento de las mujeres a los varones y ha respondido a ese propósito en todo tipo de religiones: el cristianismo, el islam y el judaísmo. Contra esa imposición, contra esa exigencia de sometimiento, se han levantado todos los movimientos feministas del mundo. Incluido el mundo musulmán.

Quiero recordar, que nuestras madres, abuelas o tatarabuelas,  hace setenta años debían ir al banco acompañadas de sus maridos, debían dejar el trabajo cuando se casaban, debían taparse la cabeza en sendas ocasiones, y por supuesto, no podían ejercer el derecho a voto.
Fue su constante lucha la que nos saco de aquella situación. Esas mujeres, fueron objeto de burla, desprecio, fueron tachadas de malas madres, de mandonas, de brujas, y sufrieron muchísimo para llegar hasta donde estamos ahora. En este sentido, no me parece tan descabellado como alega tanta gente pedir que en nuestra sociedad se invoque a la igualdad de género a la hora de legislar o tomar medidas. Atendiendo a lo establecido en la sentencia, el Tribunal no lo considera alegable, y su razonamiento es acorde al Derecho. Ello no quita, que podamos olvidar lo difícil que ha sido la lucha por la igualdad, y todo el sufrimiento que ha conllevado, antes de marcarlo como un mero argumento “simplista”.

En cuanto a la alegación del Estado francés del respeto a la dignidad humana, he de decir que en mi opinión, el burka o el niqab, que ocultan completamente el rostro,  niegan la condición de la mujer como ser humano y van contra lo que es propio de una persona, lo que la caracteriza sobre todo lo demás, la identidad.
Aún así, no creo que sea el mayor problema. El mayor problema es lo que esta detrás de eso.
 En un tranquilo y maravilloso viaje que hice con mi familia a  Estambul, hace un par de años, llegue a esta conclusión. Observaba a todas estas mujeres con el velo integral,  por las calles, y veía como llevaban entre dos manos, que ligeramente asomaban de su vestimenta; dos niños, un carrito, biberones, dos mochilas, neceseres, y muchos otros objetos. Mientras tanto, su marido caminaba airoso por delante, sin ningún tipo de preocupación.  El problema no es sólo el taparse la cara o no, el problema es el siguiente: ¿Que papel juega la mujer en el Islam?

Por supuesto no puedo ignorar el argumento estrella de los que critican la prohibición: Las mujeres quieren hacerlo, no están bajo coacciones.
Vuelvo a las preguntas: ¿ No es la religión suficiente coacción?
Sabemos de lo que hablamos. La religión ha sido una herramienta para controlar a millones de masas a lo largo de la historia. La obediencia ha sido su mayor logro, y ¿ su medio? el temor. El miedo a vivir una vida miserable después de la muerte, si no se obedece. Así, invocando a dioses y profetas, existen las mujeres que apoyan y reciben, la mutilación genital en África, con pleno consentimiento, y existen mujeres que deciden tapar al completo su rostro, aún estando comprobados los problemas de salud que causa. Ya que estamos en el artículo de las preguntas, me gustaría que nos preguntáramos si es casualidad que las víctimas ( si, víctimas ) sean mujeres. Opino que hay que negarse a contemplar la polémica del velo integral, como una cuestión exquisitamente multicultural, sin significación de género.
A esto me gustaría añadirle, que cuando se dice que hay que dejar que sean las mujeres musulmanas las que decidan si quieren llevar velo integral o no, es absurdo ignorar lo que dicen los movimientos feministas del mundo musulmán, que siempre lo han considerado como un símbolo de sometimiento de la mujer. Son los  movimientos feministas los que han luchado en todo el mundo por conseguir la equiparación de derechos de las mujeres y los hombres, y gracias a ellos se ha avanzado en el reconocimiento de los derechos de la mujer.
En un mundo donde el movimiento feminista del norte y del sur reclama autonomía, libertad e igualdad para las mujeres, la religión pervive como escenario donde la superioridad del hombre es representada sin crítica.
Por último, me gustaría añadir, que no mantengo la misma postura en cuanto al burkini, o al velo. En mi opinión el bien jurídico protegido debería de ser la identidad. Y ello se vulnera con la ocultación del rostro, no del pelo. Además, la religión Islam, en su más amplia y ajustada interpretación, establece lo siguiente: “El profeta dijo que a nosotras solo se nos puede ver la cara y las manos”.  No debemos olvidar, imposición del velo integral, viene dada de la mano de los más radicales islamistas como los talibanes en Afganistán,  o de la mano de las políticas más extremistas como la de Arabia Saudita, donde las mujeres no pueden salir a la calle sin estar acompañadas de un hombre.
 Los símbolos del sometimiento de millones de seres humanos son lo que son. Para nada una mera demostración de identidad cultural.

Mi mayor miedo es que, en los tiempos que vienen, donde la islamofobia y el racismo aumenta a niveles colosales, el discurso de la teofobia se apodere del discurso feminista, sólo para ir en contra de esta minoría, y aumentar el odio.
 Yo no tengo claro si la prohibición del velo integral surtiría el efecto deseado por parte del colectivo feminista. Lo único que pretendo, es sacar a la luz argumentos aplastados por el discurso progresista moderno. Dejando claro, que no hablo en nombre del feminismo, sino de muchas feministas que defienden esta postura. Aún así, no se es menos feminista por pensar de manera diferente.
Lo que si tengo claro, es que, con vistas al futuro, el movimiento a favor de la educación de las mujeres impulsada por activistas como Malala, debe ser expandido e impulsado en todo el mundo. A mi parecer, ese es el inicio de un gran cambio significante y rompedor.  

Para finalizar, me gustaría decir, que aunque esta argumentación parezca algo radical, y políticamente incorrecta, puede que en un futuro lejano, las jóvenes musulmanas la estudien, y entiendan, que toda esta lucha, todos estos artículos, y todos los discursos que defienden los límites al velo integral, tienen un único e importante objetivo: La igualdad de la mujer, en todo el mundo.   
Magali Moso Urkia



















martes, 6 de diciembre de 2016

“PUNK”: LOS FRUTOS DEL “AÑO CERO”

Punk Cat Woman
Tomás González Lezana, alma mater de La Fonoteca musical, acaba de publicar "Punk ¿Pero Qué Punk?, Guia Incompleta del Punk Nacional" donde he tenido el honor de firmar uno de los prólogos. La guía -él ya avisa- es incompleta, porque sospecho que en posteriores ediciones se irá nutriendo de los nombres que faltan. Respecto a los que están, el trabajo de Tomás es siempre riguroso y bien documentado. Vaya -con su permiso- mi humilde prólogo: 

En 1977 yo tenía 17 tiernos y despistados años. El destino quiso que aquel verano mis huesos fueran a parar al Reino Unido, en mi primer viaje al extranjero, y que por unos poco días conociera aquel Lóndres que proclamaba orgulloso “el año cero”. Fueron pocos días en realidad, justo dos fines de semana. El grueso del tiempo lo pasé recogiendo fruta en campos internacionales de estudiantes. En aquellos barracónes solo yo había oído hablar del “punk”entonces. Jóvenes de ínfulas sociopolíticas y modos mas bien hippies miraban recelosos el número de la revista “STAR” que yo atesoraba. Aquellas cat-women con cadena de perro y aquellos caretos histriónicos con imperdibles clavados, les producía una mezcla de burla y rechazo. Yo no sabía muy bien como defenderlo, pero tenía la íntima convicción de que estaban en el buen camino. Tocaba provocar, reírse hasta de la propia sombra, sacarle un dedo a tanta monserga pseudo pacifista y romper esquemas en la acomodada escena rockera plagada de niñatos multimillonarios con ínfulas grandilocuentes.
Yo sentía entonces que por fin había un movimiento acorde con mis “principios”. Antes de aquel viaje había seguido con avidez las noticias sobre el “punk” británico: un santón de la BBC ridiculizado por los Sex Pistols, precisamente cuando él trataba de presentarlos como la última extravagancia de los tabloides; la prohibición de radiar el “God save The Queen” -un alegato antimonárquico en plenas bodas de plata-; la irrupción de The Clash, que combinaban por fin las letras combativas con el rock & roll… todo era maravilloso, casi increíble. Los setenta, por fin, resultaban divertidos.
El punk era además algo alcanzable. Cualquier cabestro de mi barrio podía ser Nick Jones o Johnny Rotten si conseguía enlazar tres acordes seguidos.
La primeras referencias a algo llamado “punk” habían llegado de Nueva York. Había un fanzine con ese nombre y varios grupos encuadrados bajo ese contundente epígrafe. Pero Ramones, Televisión y compañía eran entonces pasto de minorías, se movían en los márgenes de la industria y no trascendían mas allá de las revistas de música.
Malcon Mclaren, que ya había hecho ensayos previos con los New York Dolls, se empeñó en asaltar los servicios informativos y a fe que lo consiguió: Una cuadrilla de gamberros se atrevía a organizar un concierto por el Támesis bramando contra la reina en el día de las grandes celebraciones. El punk pasaba de ser una anécdota a erigirse en movimiento. Con el tiempo se hablará de ello como otra de las grandes corrientes rupturistas: los existencialistas, los beatnicks, los propios hippies de los sesenta…
Aquellos primeros estallidos fueron creando nuevos esquejes en sucesivas oleadas y en diferentes países. Los primeros “punks” celtibéricos fueron encarnados en aquel primer Ramoncín que escandalizaba desde la tele en blanco y negro y en La Banda Trapera del Rio, que daban la réplica desde la suburbial Cornellá, en los arrabales de Barcelona. Ofrecían una versión barriobajera y un tanto chirriante que resultaba realmente indigesta para el stabishmen musical de la época. La emisión de “La Regla” en Radio Popular de Bilbao provocó la fulminante expulsión del locutor Enrique Quintana y la dimisión solidaria de su compañero Iñaki Bilbao. Fueron el precedente del gran escándalo punk que protagonizaron años después Las Vulpess, interpretando “Me Gusta Ser Una Zorra” en el horario infantil de Televisión Española. A Carlos Tena le quitaron el programa “Caja de Ritmos” y la fiscalía General del Estado las impuso nada menos que una querella criminal. Aquello sí que fue, como cantaba Johny Thunders “demasiado, demasiado pronto”.
Estas fueron las bases para un movimiento que daría nombres míticos por doquier: Eskorbuto, Cicatriz, La Uvi, La Polla Records, RIP, La Broma de Satán, OX Pow y que inspiró también a bandas como la mía (Zarama) y otra larga lista que podrás degustar en el presente trabajo.
El “hazlo tú mismo” se convirtió en un reguero de pólvora que no para de dar frutos. El punk fue también abono para  fenómenos posteriores como Riot Grrrl en los Estados Unidos o “PornoPara Ricardo” en Cuba, ya en los noventa, o las Pussy Riot en la Rusia del nuevo milenio; provocaciones estas dos últimas que dieron con los huesos de sus protagonistas en la cárcel .
Poco importa finalmente si tal o cual banda es mas o menos fiel a no-se-qué ortodoxia punkera o si debemos poner las fronteras en tal o cual fecha. Personalmente creo que el punk es , sobre todo, una actitud. Existía antes y existirá después de todo lo que aquí se cuenta, pero era necesario que alguien se preocupara en contarnos de forma exhaustiva lo que ha supuesto entre nosotros. De eso trata este libro.
Punks Not Died. Que aproveche.          



martes, 22 de noviembre de 2016

SUICIDIO

Convenció democráticamente de la necesidad de liberalizar armas, economía, sanidad, cultura… todo. Lo público desapareció democráticamente del mapa…
Ganó las elecciones con argumentos democráticos en contra de las inversiones ecológicas, y a favor de la pureza étnica.
Defendió democráticamente el derecho a las deportaciones masivas y a las intervenciones militares sin aval internacional.
En pocos años, el mundo era un erial humeante, apenas habitado por grupos de caníbales hambrientos.
Pero siempre con la tranquilidad que da saber que se había respetado  la soberanía popular.

sábado, 12 de noviembre de 2016

ANIMA

Lo peor de ser un alma en pena no es tener que vagar sin ton ni son de un sitio para otro, Tampoco verlo todo y que no te vean, porque sin cuerpo que se emocione no tiene gracia.
Lo peor de ser un espíritu de mierda es que cada dos por tres te llaman para que arrastres ese puto vaso entre las letras. Y luego se extrañan de que los asustes.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

FINAL

Señor. Solo te pido una cosa. 
Dame un final como el de Los Soprano.

domingo, 6 de noviembre de 2016

SAILING



El viejo marinero

Logró por fin

Hacer realidad su sueño.

Alcanzó la raya del horizonte...

Y la esnifó.

martes, 25 de octubre de 2016

PALABRA

Estaba ahí presa. Encerrada entre las páginas de aquel libraco. Un día fue útil, ahora agonizaba en el olvido. Extraje el volumen de entre sus hermanos, lo abrí lentamente oyendo su crepitar y tras una breve búsqueda leí en voz alta:
SuasorioPerteneciente o relativo a la persuasión.  Propio para persuadir.
Acaricié con amor  la palabra y y tras animarla un poco, la encerré de nuevo en la enciclopedia.
Entonces seguí viendo, ya más tranquilo, aquel partido en la tele.

jueves, 20 de octubre de 2016

OJOS



Lo puedo leer  en sus ojos.
Me ve mayor. 
Me considera  demasiado viejo para tener su confianza y aunque se ría conmigo, desea que yo deje mi sitio de una vez. 
Me perdona la vida. Por ahora.
Cómo no voy a leerlo. Esa es mi mirada,  diez años atrás.